sábado, 30 de mayo de 2015

La casa del mar: una ficción que debería estar en la televisión abierta


Por Gabriela Fabbro.

El mes de mayo tuvo en sus pantallas los primeros capítulos de la serie de ficción "La casa del mar", ganadora del concurso de Series de Ficción Federales del INCAA, el Ministerio de Planificación y el Consejo Asesor de la TV Digital. Estrenada en el canal OnDirectTV Original, la televisión satelital ofrece cuatro capítulos de un gran producto. Se presenta como la primera temporada, lo que confirma que su continuidad ya está en marcha.

La historia cuenta que Laura (Delfina Chaves), una joven, nieta del senador Rogelio Ramos (Salo Pasik), está desaparecida desde hace dos semanas. La buscan sus familiares y la policía. Su desaparición es noticia en los medios nacionales.

Una llamada anónima alerta sobre su presencia en la localidad costera de Mar del Pinar. Este es el punto de partida. Una casa en las playas de Necochea como principal escenario. En ella, Daniel Johnson (Juan Gil Navarro), un escritor, está pasando unos días. La casa pertenece a su amiga Ana Heller (Gloria Carrá). Daniel conoce a Laura sin saber de su supuesta desaparición y allí empieza a rodar la verdadera historia. El inspector de la Policía Federal Jorge Pelazas (Darío Grandinetti), está a cargo del caso “Laura Ramos” y viaja a Mar del Pinar, locación central de la serie.

El elenco de los 4 episodios (de 52 minutos cada uno) se completa con Federico D’Elía, Tomás Fonzi, Antonio Birabent, Agustín Pardellay Micaela Vázquez, entre otros. Fue escrita y dirigida por Juan Laplace, y coproducida por Cisne Films y StoryLab.
Lo visto hasta ahora pone en escena una producción de gran calidad. Asociada al género del suspenso, que está excelentemente manejado, la serie está muy cuidada. Su calidad técnica es impecable (las reminiscencias cinematográficas son evidentes) y las actuaciones están delicadamente construidas. Un guión sólido sostiene la trama, que a cada instante, suma momentos de intriga, de densa lentitud, de tiempos muertos y de enigmas. Un policial con la esencia del género.
La posible interpretación acerca de su directa relación con la realidad está a disposición del espectador. 
Ojalá que este producto, que prestigia la industria televisiva local (y que ya ha sido vendido al exterior), pueda ser visto en las pantallas de la TV abierta. Todos los espectadores merecerían poder meterse en esta casa del mar y no solamente disponer de otras, como la que digita el Gran Hermano de cada año.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada