viernes, 29 de julio de 2016

El fenómeno “Game of Thrones” y algunas alternativas a la espera de la nueva temporada


Por Magdalena García Pena.

 Casi nueve millones de espectadores vieron en simultáneo el último capítulo de la sexta temporada de “Game of Thrones”. La serie, que se emite por HBO, es la más vista en la historia del canal y terminó el 2016 con un promedio de 23 millones de espectadores por semana.

Esta ficción supo atraer a un público amplio y variado gracias una trama que combina fantasía, drama, acción, política, magia y suspenso. Basada en las novelas de George R.R. Martin, trata sobre la lucha por el control del Trono de Hierro entre distintas dinastías que habitan un mundo de fantasía medieval donde conviven hombres, dragones, espadas, muertos vivos, dioses y brujas.
Además de ofrecer una producción épica de calidad cinematográfica (la última temporada costó más de $100 millones de dólares), “Game of Thrones” pone en escena un abanico de personajes e historias llenas de giros inesperados que generan intriga, adrenalina e identificación en el público. Desde la primera temporada, hay que acostumbrarse a ver morir a los buenos y triunfar a los malos. Quizás esta lógica invertida que rompe con lo predecible, es una de las claves del éxito de esta serie.. Nunca se sabe qué esperar del próximo capítulo.
Otro aspecto atractivo es la forma en que encierra en un mundo fantástico los dramas esenciales del ser humano: hay conflictos familiares, amores no correspondidos y disputas de poder como en el mundo real. También deja al descubierto los comportamientos humanos más crueles y siniestros. Esto se traduce en escenas cargadas de disvalores, como violaciones, asesinatos, torturas, entre otras, que parecen justificadas por el contexto medieval (como si fuera algo común en esa época), pero no dejan de ser escenas fuertes y traumáticas que pueden afectar la sensibilidad del espectador. La serie ha recibido más de una crítica por el uso excesivo del recurso de la violencia.
El aspecto más negativo de “Game of Thrones” es que sus temporadas duran sólo un par de meses al año. Luego del último capítulo queda la sensación de que falta una eternidad para la próxima temporada. Por suerte, hoy hay una gran oferta de series para elegir con las que se puede hacer más ligera la espera. Si gustó Game of Thrones, estas pueden ser algunas alternativas:
. VIKINGS: también situada en la época medieval, esta ficción de History Channel está basada en las leyendas del vikingo Ragnar Lodbrock, uno de los héroes más famosos de la cultura nórdica. La serie narra sus expediciones al territorio oeste de Escandinavia, pero entre medio expone la vida de los vikingos con rigurosidad histórica y una producción de gran calidad. Como en “Game of Thrones”, hay suficientes escenas para los amantes de la acción, pero sin ser tan sádicas como en la serie de HBO. En septiembre/octubre llega la segunda parte de la cuarta temporada.
. HOUSE OF CARDS: si lo que atrapó de “Game of Thrones” es la ambiciosa lucha por el poder y el cinismo de sus personajes, esta serie original de Netflix es una buena alternativa. Sin espadas ni dragones, Frank Underwood (Kevin Spacey) es un congresista demócrata que hace todo lo posible para derrotar a sus enemigos políticos y convertirse en el presidente de los Estados Unidos. Lo acompaña su esposa Claire (Robin Wright), ambiciosa, frívola y determinada como él en su carrera hacia lo más alto de la Casa Blanca. Esta ficción, que ya lleva cuatro temporadas, expone las miserias más crudas de la política con excelentes guiones y actores.
. THE WALKING DEAD: si lo que más cautivó de Game of Thrones son los dragones, los gigantes o los Caminantes Blancos, esta es la serie para ver mientras se espera la próxima temporada. Se trata de una ficción sobre las secuelas de un apocalipsis zombie en Estados Unidos, cuyo protagonista es Rick Grimes, un policía que despierta de un coma y se encuentra con las calles tomadas por zombies (que tienen un aspecto digno de una súper producción). Es una ficción que reúne drama, terror, ciencia ficción y, al igual que “Game of Thrones”, sorprende constantemente a su público con giros inesperados en la trama. En octubre 2016 se estrena la séptima temporada.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada