domingo, 25 de diciembre de 2016

El show de la justicia, tendencia en la TV Argentina


Por Magdalena García Pena.

Vuelven a ganar popularidad los “talk shows” sobre la resolución de conflictos cotidianos que rozan lo bizarro. “Imputados”, “El Show del Problema” y “Caso Cerrado” son las nuevas propuestas de la pantalla local.

Los primeros años del 2000 trajeron a la pantalla nacional una serie de programas del género “talk show” que dejaron una huella bizarra en televisión argentina. El fenómeno mediático de “Zap” conducido por Marcelo Polino, los dramas familiares y de pareja tratados en “Hablemos con Lía” o la espectacularización de la justicia con el abogado Mauricio D’Alessandro en “La Corte” pasaron a la historia por las situaciones insólitas y ridículas que tenían lugar en sus emisiones.
Este último marcó un hito en la televisión local y hoy, casi 15 años después, vuelve a la pantalla de América bajo el nombre “Imputados”, sumándose a la ola de programas que hacen de los conflictos cotidianos un show.

D’Alessandro vuelve a la conducción con el mismo rol de mediador entre los participantes del ciclo que ahora produce Endemol. Continúan las disputas, el drama y las sobreactuaciones de los imputados que se podían ver en “La Corte”, pero ahora se suman abogados defensores y un jurado que reemplaza el rol que D’Alessandro tenía en la resolución del conflicto. Además, en algunas emisiones, el foco está puesto en conflictos que involucran figuras públicas, como fue el episodio “Maradonianos vs. La prensa” respecto del conflicto entre el futbolista y los medios.

Desde Estados Unidos llegó “Caso Cerrado”, el talk show de Telemundo conducido por la abogada cubana Ana María Polo que se emite por Telefé desde septiembre. La abogada oficia de jueza para resolver conflictos marcados por lo extravagante, lo excéntrico y lo dramático que involucran traiciones entre amigas, engaños de pareja y hasta conflictos por el juego Pokemon Go.

Abundan los contenidos violentos, sexuales, el lenguaje grosero y el maltrato entre los participantes, entre otros disvalores. A pesar de todo esto, su rating muestra buena aceptación por parte de la audiencia argentina y Telefé decidió exprimirlo al máximo, sumando “Caso Cerrado, Sin Censura” de lunes a jueves por la noche. Para esta edición se reservan los casos cuyo contenido es no apto para todo público.

Otra versión de esta moda televisiva es “El Show del Problema”. Canal 9 apostó por el periodista Nicolás Magaldi para la conducción, en lugar de la clásica figura del abogado. Este ciclo se orienta a conflictos domésticos, como el de una pareja que debatió la presencia del perro en la cama a la hora de dormir. A través de pruebas, testigos y opiniones de expertos en las temáticas, integrado con una alta dosis de show, el conflicto se va desarrollando hasta llegar a una solución para ambas partes. El ciclo se destaca por sumar recursos tecnológicos durante el programa: a través de una pantalla se van conociendo las distintas opiniones del público presente.


La justicia y la resolución de conflictos van tomando terreno en la TV, pero lamentablemente a costas de la calidad de su contenido. En lugar de primar el deseo de justicia o de hacer el bien, toman más protagonismo las razones de los casos como las infidelidades, los malos tratos, abusos, violencia o simplemente banalidades.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada